formalizacion

Constituir una empresa: Una carrera de obstáculos

Crear una empresa tiene dos componentes, el primero es el componente de viabilidad, es decir si es factible desarrollarla, este aspecto incluye por ejemplo si hay mercado, si existen los proveedores de calidad y si se cuenta con personal adecuado. El segundo aspecto es el tema legal, es decir formalizar la empresa para que pueda insertar en la economía, esto implica cumplir con toda la normativa vigente y así ser formalmente reconocida.

Si bién es cierto que la idea es tener una empresa rentable, capaz de pagar sus costos operativos incluyendo los impuestos de ley, normalmente un emprendimiento aún es una hipotesis sin demostrar, aún es un conjunto de suposiciones que se tienen que comprobar, por lo que no se puede formalizar un supuesto.

Una vez que se ha demostrado la viabilidad del emprendimiento se puede pasar a la etapa de formalización, pero también es el fin del idealismo y romanticismo empresarial, desde el momento que el emprendedor se aproxima a la ventanilla de la Sunat o Sunarp o incluso a la oficina de un notario, se encuentra cara a cara con la realidad, es como encontarse con un gigante que sólo quiere desanimarte y enviarte de regreso a tocar las puertas de las empresas a pedir empleo.

Ahí es cuando es necesario tener presente nuestras mejores frases de automotivación, recordar los mejores mensajes de superación personal, porque realmente son muy necesarias para lidiar con el gigante estatal que solo quiere parte - o todo- de tus ingresos (no de tus ganancias).

Etiquetas